Made in Puerto Rico, Dorado

Click Here

Fui con mi socio a Made in Puerto Rico Fue un poco frustrante que al enterarme del nombre Made in Puerto Rico y subtitulos en ingles como authentic fonda & restaurant, con una explicación en ingles “Flavors from all island of puerto rico, our culture, our taste”. Pensé automáticamente que seria algo mas spanglish que por lo menos el turista extranjero lo entendería mas. Sobre todo el menú, definitivamente fue una colga el no haberlo traducido, y va a ser un poco difícil porque es en donde mas se usa la jerga jíbara  boricua. El concepto del menú es integrar las especialidades de cada pueblo en un mismo menú.en dorado del Chef Alexis Torres, un nuevo concepto de restaurante temático que tiene un potencial turístico bueno. Al principio creí que seria mas orientado al turismo extranjero con un menú bilingue y  placas explicando en ingles las diferentes escenas ya que están escritas usando la jerga jíbara que esta bien entretenida para el turismo interno boricua.

Probamos el sancocho, el fricase de cabro, arroz y habichuelas, Chuleta can can y mofongo. Empezando con el sancocho tenia buen sabor, muchas verduras por lo cual el almidón ya había espesado bien la salsa, no había carne solo encontramos una que otra fibra perdida en la salsa. El fricase de cabro tenia buen sabor a fricase pero la carne todavía estaba dura, tenia muchos tendones y hueso, creo que por el precio me preocuparía mas en servir mas de las masas de carne y asegurarme que estén blandas al servirlas. Lo sirven en un calderito con un cup de arroz al lado y la taza de habichuelas al otro. Encontré las habichuelas un poco ácidas y aguas para mi gusto.

Estaba bien emocionado porque había visto en el menú que para el mofongo utilizaban chicharrón de bayamón, que decepción ni un solo chicharronsito, me quede con las ganas ya que es uno de mis aditivos favoritos al mofongo. La Chuleta can cán estaba buena pero no entendí el corte transversal en el medio del cuero y grasa que se supone que sea vola. Al darle este corte hace los pedazos de chicharrón mas pequeños y como que le quita el fun al chicharrón de la chuleta, ademas de que es mas difícil de sacar. ¿Seran estos los pedacitos que se supone que llevara el mofongo? .  La chuleta venia con un escabeche de cebolla y pimientos por encima el cual le daba un sabor diferente a la chuleta, interesante, pero me dejarón la parte que mas odio que me den en un plato, la dichosa hoja de Laurel. Es lo primero que busco sacar ya que ni se come ni la usaría como garnish.

Chef Alexis es muy talentoso para los negocios y se que lo de las traducciones lo arreglara, ya que el turista no le gusta pasar trabajo en sus vacaciones y les gusta que por lo menos en letras chiquitas tenga la descripción del plato en ingles. Le pregunte a las meseras sobre todo a la Host si sabia hablar ingles y me dijo que no que solo había una mesera que lo hablaba. Hay que estar pendiente quien va a atender a nuestros comensales para que así tengan una mejor experiencia y seamos mejor recomendados.

El Restaurante tiene mucho potencial y quiero que sea una de mis mejores recomendaciones por eso doy a conocer estos por menores que son fáciles de resolver, Ya que el ambiente y el servicio son muy buenos.

Hasta el día de hoy en octubre del 2012, siguen las malas criticas al lugar, la gente me llama y me comenta que querían ver que ten cierto era y se encontraron con un verdadero Tourist Trap. Ahora me entere que piensan abrir otro en área metro y hasta en Orlando. Bueno se ve que hay mucho dinero vaqueando esto. Que lastima, tan buen concepto y si lo hicieran bien seria todo un éxito. Espero que en los nuevos se esmeren mas por llevar nuestra gastronomía al grado que debe de estar. Estaremos pendientes.

4 Comments

on “Made in Puerto Rico, Dorado
4 Comments on “Made in Puerto Rico, Dorado
  1. El 3 de febrero 2012 tuve la oportunidad de visitarlos, mi experiencia fue horrible y más disgustante al recibir la cuenta y ver q hasta por los sorbetos cobraban…(2 personas gastamos $20 sólo en refrescos 7 up) meseros (jibaros) fumando en la entrada, los ba~os asquerosos (inodoros sin flushar, zafacones llenos y papeles en piso) tiempo de espera exagerado para un rest vacío (sólo 3 mesas estaban ocupadas en el area… En cuanto a los comida (sabor y temperartura) EXCELENTE …Pero los precios de la carta no son precios reales de los platos (ojo con eso ya q el mesero te indicará q el recibo es sólo para q lo veas y q lo tiene q retener para el cuadre)….. Yo NO LO RECOMIENDO!!! Poseen servicio de carry out q tal vez sea la mejor opcion si quieres experimentar ……

  2. Es un desastre gastronomico y una deshonra para la industria de restaurantes en PR. Nuestra visita fue espelusnante. Nos cobraron de mas, trajeron platos que no eran, algunas cosas (masitas de cerdo por ejemplo) extremadamente saladas y otras sin sabor alguno, Uno de los platos que pedimos no era lo que anunciaba el menu y al preguntarle al gerente simplemente insistio en que era asi y por verguenza ajena no volvimos a quejarnos. Realmente es una pena que enganen al cliente con tan mala calidad y servicio. Me parece un lugar deshonesto y hasta la biografia del chef en la pagina oficial me parece, aunque no puedo asegurarlo, una mentira. ¿Como es posible que alguien que ha estudiado en Francia y NY, ademas de haber trabajado en varios lugars de Europa, piense que es una buena idea derretirle queso suizo de mala calidad para colmo a un mofongo relleno? Ademas cuantos años tendra este chef ? Debe estar sobre los 50 con semejante resume… En fin, uno de los peores lugares que hemos visitado en la vida.

  3. El sitio espectacular…me encantó el lugar, Bien pintoresco, limpio, su gente Bien amables, siempre con una sonrisa “jibara” y sobre todo Bien atentos..si sangría la mejor….rica… Su comida caliente, buena presentación, eso. Si el plato era muy grande y la comida parecía poca en el plato, pero la realidad es que sali con tremenda “jartera” el sabor buenísimo… Vuelvo con el familión!!!! Lo recomiendo….

  4. Visité el restaurante hace una semana con una visita que vino de EEUU. La experiencia fue agridulce, como poco. La ambientación del restaurante me impresionó porque se nota el cuidado y atención que tuvieron para que fuera una experiencia nostálgica para los puertorriqueños. Leer el menú es toda una experiencia, aunque sería bueno que se incluyera una descripción en inglés para los turistas que visitan. Las meseras hacen un buen trabajo al actuar como “viejas bochincheras en batas y rolos.” Aunque inicialmente nos pareció pintoresca la actitud de nuestra mesera, pronto se tornó en antipática. Se tardó demasiado en servirnos, aún cuando el restaurante estaba relativamente vacío. Al principio nos trajo las bebidas y un aperitivo que nos dejó deseando más, no por el sabor, sino por la cantiad. El menú lo describía como longaniza en mojito salinense. El plato que llegó a la mesa estaba rebosante de lechuga y tenía cerca de 10 pedazos de “longaniza” que más parecía ser chorizo. Le preguntamos a la mesera por el mojito y nos dijo la longaniza había sido cocinada en el mojito. Luego de una espera de más de una hora y de notar cómo nuestra mesera parecía ignorarnos, llegó la comida que ordenamos. La persona que estaba de visita recibió un pedazo de pollo empanado que no parecía haber sido sazonado y estaba extremadamente seco. La mesera nunca apareció para poder pedirle alguna salsa que mejorara la condición del pollo. Mi amiga pidió trifongo relleno y recibió mofongo de yuca. Yo pedí mofongo relleno de pollo. Recibí una cacerolita con plátano soso majado, pollo en salsa y una cubierta de imitación de queso. ¿Desde cuándo se le pone queso al mofongo? ¿Con qué derecho le llaman a éso mofongo? El plátano no tenía ningún sazón, nada de sabor a ajo y mucho menos pedazos de chicharrón. Luego de que llegara la comida, la mesera se tardó demasiado en regresar a la mesa y tuvimos que comernos casi toda la comida sin un vaso de agua. Es triste que la comida y el servicio fueran tan malos. Quería mucho que me gustara el lugar porque el tema del restaurante es uno atractivo y creo que lograron lo que se propusieron. La ambientación realmente excedió mis espectativas. Es una pena que no le pusieran la misma atención a la comida. Por el servicio, la comida y los precios, no consideraría regresar.

Comments are closed.