NUEVO HOMENAJE A LA COCINA PUERTORRIQUEÑA EN PIKAYO

El reconocido chef y dueño de Pikayo, Wilo Benet, lanza nuevamente el menú de degustación de la cocina puertorriqueña, donde redefine el sabor de la comida de nuestras abuelas y la convierte en exquisitos platos de la mejor gastronomía contemporánea. La redefinición de la comida puertorriqueña ha sido una de las características constantes en la cocina de Benet, a la vez que ha fusionado y recreado nuestros sabores criollos con la cocina de diversos países del mundo.

En esta ocasión, el menú de degustación de la comida puertorriqueña ofrece ocho deliciosos platos, desde aperitivos hasta postre, por $58.00, con la opción de incluir un maridaje de vinos por $35.00 adicionales.

Para comenzar la oferta gastronómica de este delicioso menú de degustación, se ofrecen tres creativas interpretaciones de aperitivos populares de nuestra cocina local. En primer término, se ofrece la bolita de queso, la cual ha sido pareada con una salsa de guayaba; este aperitivo ofrece el contraste típico de nuestra cocina de lo dulce con lo salado. Luego el comensal podrá disfrutar de un crujiente tostón de arroz ‘pegao’ coronado con ‘corned beef’ de posta, guisado al estilo criollo. El último componente de esta trilogía es una mini alcapurria de yautía la cual sale acompañada de un alioli de ajo.

El segundo curso es un ‘risotto’ de gandules, el grano más típico de la cocina puertorriqueña, con queso parmesano y chicarrón de cerdo por encima. El tercer curso es un camarón ecuatoriano salvaje, servido con una salsa de mangó y un ‘chip’ de yuca. En este plato encontramos el contraste de lo dulce y salado y también el sabor crujiente del ‘chip’ de yuca.

Los dos próximos dos cursos son una directa inspiración de la cocina de nuestras abuelas: pollo frito y bistec encebollado, pero con el toque mágico que Benet les da a todos sus platos. El pollo frito es una cadera de pollo deshuesada y aplanada de manera que quede suave y jugosa por dentro y con el cuerito bien crujiente por fuera. Este pollo frito sale acompañado de un majado de viandas y una salsa ‘al estilo fricassé’, ya que recrea el típico sabor del pollo guisado con la salsa de tomate y jerez.

El último plato de este delicioso menú criollo es el bistec encebollado. Esta versión ofrece un bistec de filete al estilo criollo, con un toque de vinagre y salteado en mantequilla, coronado con cebollas caramelizadas y papas fritas finas y crujientes.
Para cerrar este delicioso homenaje a nuestra cocina, se ofrece un flan de queso, el cual ha sido reconocido por la prensa estadounidense como un fuerte rival del famoso ‘cheesecake’ neoyorquino.

En caso de que el comensal quiera probar alguno de los ‘soufflés’ que son especialidades del chef, puede intercambiar el flan por un costo adicional de $5.00.

“Este menú ha sido diseñado con el doble propósito de introducir a los visitantes a nuestra comida criolla y para el público local sirve para rememorar y homenajear todos esos platos típicos que disfrutamos desde niños y que aún servimos a nuestras familias.

En muchos de estos platos me inspiré en los platos que confeccionaba mi abuela y los recreé con una perspectiva más globalizada y contemporánea para atender los gustos más sofisticados del cliente actual. En Pikayo, nosotros queremos crear una experiencia única para nuestros comensales, ofreciéndoles el sabor de nuestra comida típica de la mejor calidad, unida al mejor servicio. Queremos que cada persona disfrute de su experiencia única e individual y por eso atendemos a las necesidades particulares de nuestros clientes”, comentó Benet.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *